miércoles, 26 de diciembre de 2012

esto no es una broma...


...este viernes, lo que quede de mí después de una semana de lucha contra la fiebre y la gripe asesina, compartirá escenario, cervecitas, frenadoles, risas y noche con toda esta gente y los que os apuntéis.
invitados y avisados estáis.

viernes, 21 de diciembre de 2012

contra los recortes (XXI) ¿el curriculum de todos?

Con este son veintiún viernes publicando algún tipo de texto contra los recortes sociales, gracias a la iniciativa de Antonio Díez. Para hoy tenía pensada otra cosa, pero es que he visto este anuncio y no lo he podido pasar por alto. Me ha cabreado. Me lo he pensado, porque la difusión de anuncios no está en la línea editorial malaperrense, pero tocar los cojones allá donde considero oportuno y necesario sí que lo está. y lanzar mi grito mudo contra hijos de puto manipuladores, definitivamente está en mi línea editorial. 

Bueno, aquí está la perla: 


Y ahora me gustaría decir que he encontrado un artículo que lo critica mucho mejor y de manera más racional de lo que lo voy a hacer yo. Es de Íñigo Sáenz de Ugarte y lo recomiendo mucho. Lo podéis encontrar aquí. Estoy de acuerdo con todo lo que dice. Aunque yo usaría palabras menos agradables.

Como que me da asco el estado mental que parece que se ha instalado en este país. No soporto este amodorramiento atristonado, no soporto más gilipolleces. No es justo que los niños y los jóvenes crezcan escuchando a los adultos quejarsequejarsequejarsequejarse panda de malditos lloricas. Estamos mal, pero vamos a estar peor. Estaremos peor, y algún gilipollas de la vida seguirá hablando de que fuera nos envidian por el clima. No, hijos de puto, no, esa no es la solución. Malditos cabrones: están tratando de domesticarnos. Nos han atado las patas al árbol. Como al elefante bebé. El elefante bebé no puede romper la cuerda que lo ata al árbol. El problema es que cuando se hace grande sí podría romperla pero no sabe que puede, porque siempre ha estado atado a ella. Que las generaciones, las personas NO se exportan, malditos hijos de puto. Que se vayan ellos, los que se comieron el pastel. A cagar a otro lado. Vamos a dejar de quejarnos. Vamos a dejar de presumir de lo que no tenemos. Vamos a dejar de presumir de lo que no es para presumir, sino que es humillante. Abuelos manteniendo a sus hijos y a sus nietos. Somos griegos y no lo queremos saber. Somos portugueses y no lo queremos saber. Somos gilipollas y no lo queremos ver. No sabemos reclamar lo que es nuestro, ni las cabezas de los ladrones que arruinaron todo. Me cago en el poder y en el dinero. Pero lo que no soporto es esta mentalidad de acabados. A veces creo que en la Guerra Civil se llevaron por delante el poco espíritu crítico que había y aquí no quedan más que hijos de puto aprovechados y pringados. Esos dos polos. Tú eliges. Si no te gusta, te vas. Vete a poner copas a Londres, mujer, que está muy bien. Aprendes inglés, viajas, esas cosas...
Ya, hijo de puto, pero también te puedes ir tú: tú, tu hijo de papá, tu puta madre y tu abuela, os podéis ir a tomar por culo y no volver. A mí, si me dicen que me vaya, de repente no me sale del coñito. Qué cosas. Me pienso quedar mientras pueda, aunque sólo sea por joder en lo que pueda. Alguien tiene que quedarse para decir a la siguiente generación: "Mirad, aunque haya salido una generación torcida, no quiere decir que todos tengáis que ser unos hijos de la gran puta de mayores." Hay que organizar la resistencia. Si no qué. Si nos vamos todos qué. Es lo que quieren. Pues que se jodan. Que se jodan ellos, sí, que se jodan ellos. 

Esta es mi respuesta al anuncio... 


#nosotrostambiénsomosescoceses

Estamos gobernados por unos soplapollas que están colonizados por otros soplapollas, y ni todo el sol, ni todas las playas, ni toda la tortilla de patatas ni todos los bares ni todas las siestas ni todo el fútbol del mundo cambia las cosas.  

suburbanos: historia de un amor

creo que es la tercera vez que la veo. tiene acento del este de europa. y siempre la he escuchado cantar la misma canción: Historia de un amor. me encantaría tomarme algo con ella y que me contara qué pasó con su amor. bueno, a lo mejor no pasó nada. a lo mejor le gusta mucho esa canción. y además todo el mundo sabe que las canciones de amor funcionan bien en el metro. sobre todo con gente como yo.

ha pasado por el vagón el vaso de las monedas sin dejar de cantar. nos hemos mirado como si fuéramos amigas. se ha sentado en un asiento libre y ha seguido cantando, dejándose llevar, ya sin micrófono, la canción hasta el final. gracias gracias gracias.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

violinista suburbano

a veces coincido con él, ya me conoce y me saluda con una educada inclinación y los dos sonreímos y sabe que si tengo monedas se las daré y es que él siempre siempre siempre toca canciones de amor

martes, 18 de diciembre de 2012

Dani Orviz - Banquero Automático Musical

Pues sí, el 1di  llegué justo a tiempo de ver actuar a Dani Orviz, que yo no sabía quién era, pero de inmediato uno se da cuenta de que está frente a un puto crack. Entonces Antonio me dijo "es el campeón de España de Poetry Slam" y yo dije "¡qué fuerte!...y...qué es eso de Poetry Slam?" y entonces, con su infinita paciencia me lo contó, campeonatos de poemas recitados, me dijo, y flipé porque no sabía que eso existía, como tantas otras cosas que no paro de descubrir -que no paran de descubrirme-últimamente. 

Y el fin de semana pasado, Dani Orviz representaba a España en el Poetry Slam europeo y ganó, ganó, joder, sí, ganó, olé tus cojones gordos Dani: enhorabuena y muchas felicidades por esa pedazo de actuación con el Astronauta Cósmico Gitano. Eres muy grande.

Esto es lo primero que yo le vi representar y que me dejó con la boca abierta: Banquero Automático Musical. 



¡Viva la poesía cabroness! 

viernes, 14 de diciembre de 2012

contra los recortes (XX) los han matado

"¿Qué consiguieron cuando el tractor empujó a la gente fuera de las tierras? ¿Qué se llevaron para asegurar su margen de beneficios? Se llevaron a Padre muriendo sobre la tierra, a Joe gritando al empezar a respirar, a mí agitándome como un macho cabrío, por la noche, bajo un arbusto. ¿Qué han conseguido? Dios sabe que la tierra no vale nada. Nadie ha tenido una buena cosecha en años. Pero esos hijos de puta, sentados en sus escritorios, han partido en dos a la gente por su margen de beneficios. Simplemente los han cortado al medio. Una parte de la gente es el lugar donde vive. Nadie está completo, allí solo en la carretera, en un camión atestado. Ya no están vivos. Esos hijos de puta los han matado."

John Steinbeck, Las uvas de la ira.

jueves, 13 de diciembre de 2012

noche de vino y libros o 'dicen que la literatura no da de comer, pero a veces da de beber'

iba directa desde el trabajo y me sobraba tiempo, así que me pasé por una librería cercana. sólo a mirar, claro. lo que pasa es que al final miro con las manos. resultado: tres libros.

de ahí fui a Los Diablos Azules, en lo que parece que va a convertirse en una cita semanal con los relatos cortos. es la segunda vez que voy. para quien le pique: cada miércoles llevan a un escritor invitado que lee textos, presenta su libro o lo que quiera. luego propone una frase, y el público tiene un rato para escribir una historia que contenga esa frase. después la gente sale a leer sus relatos, y el escritor invitado decide quién es el ganador, que se lleva una gratificante botella de vino. 


"La justicia es una mierda. Pero hay que ver el lado bueno: 
todo el mundo sabe que si pisas una justicia, te toca la lotería."


dicen que la literatura no da de comer...pero a veces da de beber: me llevé la botella de vino, oh sí, nenes. una de las dos: ayer, de manera excepcional, hubo premio doble porque era el segundo aniversario de los miércoles literarios. así que comparto el honor con mucho gusto.
de ahí fuimos al Bukowski, otro bar literario en el que hacen jam session de poesía.
(que estuvo de lo más interesante aunque lo estropeara yo, fatal como leo, porque aún me peleo y me peleo  con el concepto de poesía recitada y estoy inmersa en una encarnizada lucha interior sobre el tema)
joder, pues eso, que no estuvo nada mal la noche.


valoración final del 12/12/12:  La mujer-precipicio, de Princesa Inca, que estaba en mi lista de deseados desde hace mucho. Antología de poetas contemporáneas, por la imperiosa necesidad de saber qué se cuece y Antilogía Contrapoesía por la misma razón y porque la edición es preciosa. 

también caí con el libro de la presentación, Cerdos y Gallinas de Carlos Quílez. tiene una pinta estupenda, la presentación -a cargo de Fernando Marías- fue muy interesante, el tema -novela negra sobre corrupción de alto nivel basada en hechos muy reales- me atrae y me provoca y para qué negarlo, el autor tiene un exquisito criterio como jurado. ja ja


y una magnífica botella de vino que me va a saber -nos va a saber, compartir es vivir- a reserva del 84. la primera de mi cosecha en los Diablos Azules. 



miércoles, 12 de diciembre de 2012

...de la creadora del gran éxito de 2011 "El chino se descojona de mí porque como más pomelos chinos que él y toda su familia junta" llega la trilogía culinaria más esperada de 2012:

La familia Hinojosa

NO SIN MI HINOJO 
-Perdona, ¿tenéis bulbos de hinojo?
-No, no tenemos.
-¿Y os lo puedo encargar?
-No lo creo, aunque lo pregunto y te digo algo mañana.
...
-Hola, ¿has preguntado lo del hinojo?
-Sí, lo siento: no tenemos en el almacén. La gente no lo conoce mucho y no se vende...
-¿Qué? Pues dadlo a conocer. Apostad por el hinojo. Si no va bien, yo os compro un cajón. Me muero por una ensalada de hinojo. Lo probé en Italia y por lo visto allí es algo de lo más normal. Y aquí lo usamos para aliñar aceitunas, pero no se nos ocurre comérnoslo. No lo entiendo.
-Ya, mira...la vida es dura.

NO SIN MI HINOJO II: El regreso a la frutería
-Hola, esto...¿seguro, seguro, que no podéis conseguir un par de bulbos de hinojo?
-Seguro.
-¿Tú ves normal que sea más fácil comprar droga que una verdura?
-Lo siento, no hay hinojo. 

NO SIN MI HINOJO III: PONME MI PESO EN HINOJO, NIÑO
-¿¿ESO QUE VEO ES LO QUE YO CREO QUE ES??
-Sí, jodida loca del hinojo. Lo vi en el almacén y me acordé de ti. De ti y de la guerra que me has dado con el puto hinojo...
-¡JODER, QUÉ ILUSIÓN! PONME MI PESO EN HINOJO, NIÑO
-Oye, que no hace falta que te lo lleves todo, en serio.
-¡Qué cojones dices! ¡Mi puto peso en hinojo! ¡Llenaré el congelador! 
-Bueno, ¿y eso cuánto es?
-Lo que diga la báscula. Espera que me subo.
-A ver...cuarenta y nueve kilos de hinojo, entonces.
-¿¿QUÉ??
-¿Qué pasa?
-¡HE VUELTO A ADELGAZAR, MALDITA SEA! Redondea a cincuenta, no te cortes.



yo es ella

martes, 11 de diciembre de 2012

extracto del diario de Frida Kahlo - II

La entrada más visitada en la historia de este blog es, con muuuucha diferencia, esta.

Frida siempre está  presente. Cada día tengo visitas, sobre todo desde México pero también de otros países, que vienen en busca de imágenes de su diario. Me encanta, me encanta.

Este es un pequeño obsequio y homenaje a quienes llegan hasta aquí buscándola a ella.






Escribir- Marguerite Duras

Hallarse en un agujero, en el fondo de un agujero, en una soledad casi total y descubrir que sólo la escritura te salvará.

...

La duda, la duda es escribir. Por tanto, es el escritor también.

...

Si no hubiera escrito me hubiera convertido en una incurable del alcohol. 

...

Tenía miedo de mí. No sé cómo no sé por qué. 

...

Eso hace salvaje la escritura. Se acerca a un salvajismo anterior a la vida. Y siempre lo reconocemos, es el de los bosques, tan antiguo como el tiempo. El del miedo a todo, distinto e inseparable de la vida misma. Uno se encarniza. No se puede escribir sin la fuerza del cuerpo. Para abordar la escritura hay que ser más fuerte que uno mismo, hay que ser más fuerte que lo que se escribe. Es algo curioso, sí. No es sólo la escritura, lo escrito, también los gritos de las bestias de la noche, los de todos, los vuestros y los míos, los de los perros. Es la vulgaridad masificada, desesperante, de la sociedad.

...

De repente todo cobra un sentido relacionado con la escritura, es para enloquecer. Dejamos de conocer a la gente que conocemos y creemos hacer esperado a quienes no conocemos. Sin duda se trataba simplemente de que ya estaba cansada de vivir, un poco más cansada que los demás. Era un estado de dolor sin sufrimiento. 

...

No podía hablar de él porque la menor intrusión en el libro, la menor opinión 'objetiva' habría borrado todo de ese libro. Otra escritura, corregida, habría destruido la escritura del libro y mi propio conocimiento del libro. Esa ilusión que tenemos-y que es justa- de ser la única persona que ha escrito lo que hemos escrito, sea nulo o maravilloso. 

...

Un escritor es algo extraño. Es una contradicción y también un sinsentido. Escribir también es no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido. Un escritor es algo que descansa, con frecuencia, escucha mucho. No habla mucho porque es imposible hablar a alguien de un libro que no se ha escrito y sobre todo de un libro que se está escribiendo. Es imposible. Es lo contrario del cine, lo contrario del teatro y otros espectáculos. Es lo contrario de todas las lecturas. Es lo más difícil. Es lo peor. Porque un libro es lo desconocido, es la noche, es cerrado, eso es. 

...

Escribir a pesar de todo pese a la desesperación. No: con la desesperación. 

...


Estar sola con el libro aún no escrito es estar aún en el primer sueño de la humanidad. Eso es. También es estar sola en la escritura aún yerma. Es intentar no morir por su causa. Es estar sola en un refugio durante la guerra. Pero sin rezos, sin Dios, sin pensamiento alguno salvo ese deseo loco de matar a la nación alemana hasta el último nazi.

...

No estoy segura, no, la escritura de un libro, el escribir. Pues es siempre la puerta abierta hacia el abandono. El suicidio está en la soledad de un escritor. Uno está solo incluso en su propia soledad. Siempre inconcebible. Siempre peligrosa. Sí. Un precio que hay que pagar por haber osado salir y gritar.

...

En el libro hay eso: la soledad es la del mundo entero. Está por todas partes. Lo ha invadido todo. Sigo creyendo en esta invasión. Como todo el mundo. La soledad es eso sin lo que nada se hace.

...

Es triste cada vez, pero no trágico: el invierno, la vida, la injusticia. El horror absoluto de una mañana determinada. Es sólo eso, triste. No nos acostumbramos con el tiempo.

...

Nadie puede.
Hay que decirlo: no se puede.
Y se escribe.
Lo desconocido que uno lleva en sí mismo: escribir, eso es lo que se consigue. Eso o nada.



(*Tusquets, colección Fábula, 2009) 

lunes, 10 de diciembre de 2012

Pequeños grandes amores

Cada mañana coincidía con el desconocido en el mismo vagón. Ella solía leer. Él solía dormir. Eso le permitía observar su rostro, imaginar su nombre. Su vida. Enamorarse.  
Él siempre despertaba a tiempo. Se apeaba una estación antes que ella.

Cada vez leía menos. Abría su libro para disimular.  La certeza de que nunca se atrevería a decirle nada hizo que ideara una alternativa: entre todo el ruido del mundo, cerraba sus ojos y dormían a la vez. En el mismo vagón. Los mismos minutos. 
Juntos. 

viernes, 7 de diciembre de 2012

contra los recortes (XIX) Feliz día de la Constitución Española



                                                  Ay, Consti, pa lo que has quedao. 


miércoles, 5 de diciembre de 2012

suburbanos: viejos conocidos

resulta que el lunes por la mañana estaba haciendo transbordo en avenida de américa (cosa que nunca suelo hacer los lunes por la mañana) y escuché, todavía a lo lejos, la melodía de un acordeón. me sonaba familiar, pero lo noté más alegre. tenía más luz que el que yo recordaba. 

¿será él? me preguntaba. entonces doblé la última esquina y era él. mi primer desconocido conocido. el acordeonista de avenida de américa. le tomé cariño durante aquellos años, hace nueve, en que estaba cada mañana hasta por la tarde, muy muy serio y con su acordeón en esa misma esquina. siempre serio. generalmente yo me había levantado a las cinco y pico de la mañana, había venido a madrid desde guadalanada en el autobús de las seis y cuarto y él era un punto agradable del camino. ni siquiera sonreía cuando le daban monedas. pero estaba ahí todas todas las mañanas. y ese punto de estabilidad me parecía entrañable. en aquel entonces, una parte sustancial de mi vida transcurría en desplazamientos. él era un punto fijo. al cabo del tiempo, de los meses y los años, me saludaba con una mirada un poco menos seria, pero nunca alegre.

el lunes le vi. me di cuenta de que habían pasado nueve años desde la primera vez. y ahora sonreía. sonreía. y su música era mucho más alegre. yo llevaba bastante prisa, aunque no pude evitar disminuir el paso. estaba flipando. eso sí que no me lo esperaba. ¿qué habrá cambiado? ¿cómo será su vida? ¿qué ha pasado en estos años? hasta parecía más joven. pasó una rubia y le dijo sonriendo hola bonita ¿cómo estás? y la rubia le devolvió el saludo. seguro, seguro que se ven todas las mañanas a esa hora. 


martes, 4 de diciembre de 2012

1di


el sábado pasado estuvimos en Sol y leímos "Poemas contra los recortes". hubo mucha gente, mucho mucho sol, varias manifestaciones atravesando la plaza -en la foto se puede ver cómo El Gato con Botas, Mickey, Minnie y los Pitufos consideraban seriamente unirse a los Afectados por Mafia Bankia.


fue muy bonito. un día hermoso. la poli vino a quitarnos la megafonía, así que seguimos a viva voz. nunca mejor dicho: con nuestras voces vivas. vivas vivas VIVAS. aquí estamos los blogueros, con el capitán Antonio Diez a punto de rematar con un "me encanta que los planes salgan bien" 


después de las ovaciones, los bises y una hora y media de fotos y autógrafos, nos fuimos de cervecitas y buen rollo. bocadillo de calamares en la Plaza Mayor. abrazos de Nená. sonrisas de todos. planes a corto plazo. muy bien. muy a gusto. seguiremos peleando. gracias, gracias, gracias.

viernes, 30 de noviembre de 2012

contra los recortes (XVIII) la poesía sale a la calle


y mañana, mucha gente y entre ella los blogueros que -cual Equipo A movilizados por Aníbal, es decir, Antonio Díez-, cada viernes escribimos o rescatamos un texto contra los recortes sociales, estaremos en Sol para leer nuestros poemas y lanzarlos al mundo. mañana la poesía sale a la calle. es nuestro arma, y está cargada de futuro. 

http://unodi.wordpress.com/

jueves, 29 de noviembre de 2012

la Complutense en la calle

y hoy, muchos profesores de la Universidad Complutense han salido a dar clase en la calle. por ahí hemos estado apoyando la causa, entre muchísima gente y muchos antiguos compañeros de clase que me ha encantado volver a ver. hemos asistido a la clase "Compromiso y estética en Pier Paolo Pasolini", impartida por Aurora Conde Muñoz en pleno Sol y con pleno frío. aunque no te creas. creo que he estado en aulas más frías. ojalá que sirva para algo. esto y todo, claro. ojalá. todo, todo. 


miércoles, 28 de noviembre de 2012

fin de curso

Terminé el curso de Creación Literaria con Espido Freire. Ella es maravillosa, el curso ha estado muy bien y lo he disfrutado mucho.

Y como era el último día nos fuimos de cena. Los compañeros de clase no habíamos tenido mucho tiempo para conversar durante el curso. Así que estuvo bien, pudimos conocernos un poquito y hacer propósito de vernos de vez en cuando. Debo decir que creo en esta clase de propósitos, porque hace cuatro años que sigo en contacto con las compañeras del anterior curso que hice con Espido.

Pero eso sí, en fin, os podéis imaginar cómo son estas cosas: un montón de gente sosa y previsible hablando de libros y de literatura, sopor, bostezos, nadie que se quede a tomar una copa después. Lo típico en este aburrido mundillo. Qué os voy a contar: las fotos lo dicen todo.







suburbanos-los huesos de los besos


cantó los huesos de los besos. lo hacía muy bien. debería estar tocando en bares, en salas, en conciertos. se lo dije. suerte, suerte, suerte.

lunes, 26 de noviembre de 2012

los desayunos salvajes


zumo natural, pan gallego tostado, mermelada artesana de higos, queso y Bolaño
#comounadiosa

barbaridades

agradezco mucho mucho a Los escritores bárbaros que hayan incluido mi poema 'como una perra' en su blog: magnífica antología de poesía clásica y contemporánea. es un lujo y un honor y me pongo roja por estar entre tantos buenos poetas. cuidado: crea adicción. este blog es una de mis dosis diarias de poesía donde siempre descubro autores interesantes. una auténtica barbaridad.

viernes, 23 de noviembre de 2012

contra los recortes (XVII) sucedió

sucedió
primero muy despacio
y luego de repente
-como casi todo lo que pasa-

y así es como la gente
se quedó sin casa
y las casas muertas y sin gente.




las inquietantes secuelas de una clase de Inglés para ejecutivos en la Gran Multinacional donde trabajo


es un secreto a voces que los que estamos en puestos bajos cobramos menos porque nos lo ahorramos en psicólogos

viernes, 16 de noviembre de 2012

contra los recortes (XVI) el banco es el monstruo

"Los arrendatarios levantaban la vista alarmados. Pero, ¿qué pasa con nosotros? ¿Cómo vamos a comer? 
Os tendréis que ir de las tierras. Los arados saldrán por los portones.  
Entonces los hombres acuclillados se erguían airados. El abuelo se cogió la tierra y tuvo que matar indios para que se fueran. Y Padre nació aquí y arrancó las malas hierbas y mató serpientes. Luego vino un mal año y tuvo que pedir prestado algo de dinero. Y nosotros nacimos aquí. Los que están en la puerta, nuestros hijos, nacieron aquí. Y Padre tuvo que pedir dinero prestado. Entonces el banco se apropió de la tierra, pero nos quedamos y conservamos una pequeña parte de la cosecha. 
Ya lo sabemos, todo eso lo sabemos. No somos nosotros, es el banco. Un banco no es como un hombre, el propietario de cincuenta mil acres tampoco es como un hombre, es el monstruo. 
Sí, claro, gritaban los arrendatarios, pero es nuestra tierra. Nosotros la medimos y la dividimos. Nacimos en ella, nos mataron aquí, morimos aquí. Aunque no sea buena sigue siendo nuestra. Esto es lo que la hace nuestra: nacer, trabajar, morir en ella. Esto es lo que da la propiedad, no un papel con números.
Lo sentimos. No somos nosotros, es el monstruo. El banco no es como un hombre.
Sí, pero el banco no está hecho más que de hombres.
No, estás equivocado, estás muy equivocado. El banco es algo más que hombres. Fíjate que todos los hombres del banco detestan lo que el banco hace, pero aún así el banco lo hace. El banco es algo más que hombres, créeme. Es el monstruo. Los hombres lo crearon, pero no lo pueden controlar."

John Steinbeck, Las uvas de la ira, Ed. Cátedra, pág. 88.

jueves, 15 de noviembre de 2012

"Creo que lo que reprocho a los libros, en general, es eso: que no son libres. Se ve a través de la escritura: están fabricados, están organizados, reglamentados, diríase que conformes. Una función de revisión que el escritor desempeña con frecuencia consigo mismo. El escritor, entonces, se convierte, se convierte en su propio policía. Entiendo, por tal, la búsqueda de la forma correcta, es decir, de la forma más habitual, la más clara y la más inofensiva. Sigue habiendo generaciones muertas que hacen libros pudibundos. Incluso jóvenes: libros encantadores, sin poso alguno, sin noche. Sin silencio. Dicho de otro modo: sin auténtico autor. Libros de un día, de entretenimiento, de viaje. Pero no libros que se incrusten en el pensamiento y que hablen del duelo profundo de toda vida, el lugar común de todo pensamiento"

Marguerite Duras, Escribir. Anagrama, 1998.

próxima inversión y próxima lectura. el fragmento lo saqué de aquí. adoro a la Duras.



si pudiera convertirme en humo. escapar del puto caos puto caos puto caos. tengo el alma vomitando hormigas.


viernes, 9 de noviembre de 2012

contra los recortes (XV) de luto

otra vez
lo que está pasando es un crimen
son crímenes económicos contra la humanidad


seguid, seguid con los desahucios
el contrato hipotecario
está firmado con sangre
los pisos embargados
tienen las paredes
salpicadas con sangre,
como vuestras manos.


miércoles, 7 de noviembre de 2012

sobreestimulada

la última fase creciente de estímulos comenzó a despuntar cuando me escribió Lara, la compañera de piso que tuve antes que Alba, es decir, hace unos cuatro años. me preguntó si seguía echando las runas porque una amiga y ella querían que se las echara. me dijo te pagamos lo que nos digas y me planteó el dilema. 

es un tema complejo. me dediqué a ello esporádicamente y podría escribir mucho. y eso que fue esporádico. lo sé hacer porque leí libros, hice resúmenes, me los estudié hasta interiorizarlos, by heart (tienen expresiones bonitas a veces estos ingleses) me hice unas runas de arcilla blanca preciosas y otras de cartón menos preciosas pero igual de efectivas y practiqué mucho, porque me interesaba como me interesa desde niña todo lo esotérico. el tarot no era para mí. las runas sí. y las descubrí a eso de los veinte años. no buscaba dinero ni convencer a nadie ni aconsejar a nadie, lo hice para mí. pero a la gente le gusta. a la gente le encanta. por ejemplo, manifestar la incredulidad y acto seguido pedirte que lo hagas suele ser todo uno. no sé. no cabe aquí. tendría que escribir un libro entero. y eso que fue esporádico. pero en realidad es desde toda la vida. bruja bruja, bruja bruja me decían de pequeña. conviví con la certeza de que en otro tiempo me hubieran quemado. desde pequeña tenía esa certeza y la atracción por lo esotérico. total, que sé echar las runas. las respeto. no es que crea o no crea en ellas con valor predictivo. son mucho más, es un sistema filosófico y un oráculo que no es lo mismo exactamente que un sistema adivinatorio, que te puede ayudar en esta vida de una manera tan efectiva y más barata y menos decadente que cualquier sesión estándar de psicología de uno que estudió psicología porque no tenía por dónde cogerse a sí mismo. no lo sé por mí, que nunca he ido a un psicólogo, lo sé por gente a la que eché las runas. a mí también me ayudaron y me ayudan. las consulto con respeto cuando creo que me puede servir de algo la reflexión y punto. cuando lo hago para mí, las comprendo y no tengo que decir nada. lo interiorizo, son símbolos abstractos y como tales entran en mi cerebro, zas directos al plano de lo simbólico me despiertan conexiones con las que algunos pobres mortales no saben ni soñar y no intento convencer a nadie, cada uno con lo que le vaya bien pero si vienes a que te eche las runas, por favor, no esperes que te diga qué tienes que hacer con tu vida cuando las echo para alguien que me lo pide tengo que poner esos símbolos abstractos en palabras y es un esfuerzo grande y yo pongo mis sentidos, normalmente hago tiradas de cinco runas, cinco simbolitos para hablar -y 'acertar', no lo olvidemos-de la situación de un desconocido. a veces me dicen una pregunta a veces me dicen un tema a veces no me dicen nada me dicen ah, dime tú, dime tú que eres la adivina y cuántas bocas hemos callado, queridas runas mías,  yo no hago nada, sólo digo lo que veo. lo que veo, en la baraja española -la baraja española sí, aprendí mucho antes que las runas. otra historia. otra ocasión- es un cuadro, un tapiz que se va tejiendo y lo ves, el dibujo, lo describes, esta es la situación, yo nunca sé nada de antes, con las runas hay una pregunta concreta o un tema general y solo cinco simbolitos y yo que no creo ni dejo de creer, sólo las utilizo con respeto, a veces sorprendo a mi voz, alguna vez te pasa, digo, sorprender a tu voz diciendo cosas y pienso no tengo derecho a decir esto, no sé nada, y entonces la persona me dice sigue sigue, y asienten, y es. y me dicen pero cómo es que no te dedicas a esto y yo digo bueno, hay unas cuantas razones, una es que no me importa el puto dinero, otra es que la mayoría de la gente hace preguntas idiotas, machaconamente, que no le van a ayudar en su vida, también hay un sector que viene a que decidas por él, para saber si debe o no debe dejar a su novio o un sector amplio también que viene a saber si le ponen o no le ponen los cuernos y a continuación preguntan por su amante, en fin, un variado registro de lo más contradictorio, íntimo y oscuro de la gente que viene a que le digan lo que quiere oír porque se creen que al pagarte puto dinero -a ti, que como todas las 'adivinas', ya se sabe, eres una timadora, y además yo no creo en esto pero bueno vengo por si acaso-tienen potestad para ordenarte que sepas por obra divina qué es lo que pudre su vida, pero aunque se lo digas claramente, aunque pusieras los ojos en blanco y se lo dijeras en arameo no harán nada. porque en realidad ya lo saben.

total, que después de mucho pensarlo les dije que sí, que lo íbamos a hacer a cambio de trueque. como Lara es maquilladora le pedí una sombra básica, típica sombra beige. Y como de su amiga no sabía nada, le pedí que me trajera un libro que quería hace mucho, la Antología de Félix Francisco Casanova. porque dinero no, pero algo, sí. que es que no la conocía. y te expones a unos marrones ajenos que en alguien con mi empatía, pues es que te puede dejar los chakras para el arrastre. pues el caso es que era majísima. y me preguntaron cosas normales e interesantes para todos los mortales -salud dinero amor- y habló la sibila délfica que se esconde en mi barriga y entonces sí, con gente maja adoro la sensación. no sé qué es. es una sabia de la montaña hablando a través de ti. son preciosas las runas. escuchar a tu voz decir cosas, que tu lado racional te frene y te digan sigue sigue, me encanta. y sentir que realmente has ayudado en algo. y me quedé con esa sensación. fueron casi tres horas de conversación y runas y baraja española y estuvo muy bien. luego me dicen vaya, y cómo es que no te dedicas a esto y bueno, no suelo confesarlo y a ellas no se lo dije, eran majísimas, pero es que no confío tanto tanto tanto en la gente como para pensar que no me volverán a quemar. 

pues eso fue sólo el principio, el sábado. aparte de que me pasé el domingo leyendo a F.F. Casanova (otro muerto a quien amar) después, el lunes, comencé un curso de Creación Literaria con Espido Freire. hice otro hace años y oh, me cambió la vida. no tenía ni zorra idea, mejor dicho tenía diez puntos bajo cero de la zorra idea. ahí vi que había mucha chicha y llegué a no tener ni zorra de manera rasa, a cero. lo cual quiere decir que aprendí un montón. así que después estudié la carrera, Teoría de la Literatura. y bueno, fue genial. ahora he vuelto a estudiar con ella. quizá por cerrar el ciclo. se apuntaron antiguas compañeras del curso inicial. hemos seguido todas en contacto en estos cuatro años. fue un grupo muy bueno. fuimos siete. esta vez somos veinte. es distinto. en todo caso fui en busca de estímulos. volvi a casa y Horacio me preguntó qué tal y y yo dije bien y me dijo sólo bien? qué ha pasado y yo dije cuatro años, sí, han pasado cuatro años y dos y medio estudiando intensamente y ahora ya la teoría me la sé, me falta un mundo por saber pero la teoría que necesito, la que necesito, me la sé. ahora qué. ahora a escribir, hija de perra. ya escribo. estoy pensando. me enfoco. me estoy condensando. estoy decidiendo mi estructura, no es tan fácil. dejadme, soy una flor tardía. para eso quiero ser escritora y no modelo, malditos: para ser joven promesa hasta los cuarenta. ja ja. bueno. hubo estímulos. las tardes de los lunes de noviembre serán provechosas. 

por si no fuera bastante, al día siguiente fuimos a ver tocar a Ara Malikian. fuimos siete, todos engañados por mí. ellos pensaban que íbamos a un espectáculo de magia. pero al final vieron que era lo mismo. si digo que así a lo tonto es la cuarta vez este año tal vez me tomen ustedes por una simple grupi, pero no. tengo una severa adicción a la belleza y a todo lo que es intenso. ahí mismo, en la categoría Todo Lo Que Es Intenso, entran cosas como esa manera de tocar el violín, -quien lo vio lo sabe- los colores fuertes, las montañas rusas, las comidas con especias y el picante, las pipas con sal, las drogas blandas y el sexo duro. 

y más aún: al día siguiente me dice Horacio que un amigo de un amigo se muda y se deshace de todos sus libros de manera urgente. tenía muchos y con muy buen gusto. una barbaridad. una barbaridad. no sé: nos hemos quedado como treinta o cuarenta libros. hay de todo. de todo. somos jodidamente ricos. desde un libro de fotografía erótica muy chulo Black Magic se llama, a un libro de relatos de Jack London, el Diccionario del Mal de Ambrose Bierce, no sé, muchísimos, y también me leí Lo peor de todo de Ray Loriga,  y me gustó mucho y Horacio está leyendo Héroes porque la narrativa autobiográfica es tela de interesante, aunque de pronto zas,  entre el montón de libros estaba Ventajas de viajar en tren, de Antonio Orejudo, una joya, una pasada. y aún no me he bajado, ni de lejos, después de la segunda clase del curso, que fue ayer, de leer y escuchar compulsivamente todo lo que he encontrado en internet sobre Marguerite Duras y con el subidón de ver premiada a Angélica Liddell también le di un repaso al Tríptico de la aflicción, no sé, lo que necesito, no bajarme del tren. 

y ayer, ayer, ayer vi en el metro a una chica con la melena más larga que he visto en mi vida. le llegaba por las rodillas. una chica normal. cabello negro y liso. hasta las rodillas. rodillas, dije. yo y mi debilidad por Lady Godiva no nos lo podíamos creer. estuve a un tris de hacerle una foto pero se sentó. en un asiento. sobre su melena. una cosa impresionante.

y mañana me levanto a las seis, faltan cuatro horas y pasaré doce en el trabajo- ese trámite que tengo que pasar, por el que me pagan para poder llenar el estómago mientras lleno con otras cosas la mente y el alma- circunstancia que en esta fase creciente de sobreestimulación 

ni 

me 

roza.

viernes, 2 de noviembre de 2012

un punto cualquiera de Madrid. durante mucho tiempo fue una tienda de ropa -recuerdo que compré un abrigo aquí dentro- luego una zapatería y hace un año y pico cerró de manera indefinida. ahora es el refugio de alguien que mantiene entre sus escasas posesiones materiales un gran álbum de París y un crucifijo. y llueve mucho pero lo veo y tengo que parar un momento a hacer una foto a este cuadro y a quien sea le deseo fuerzas para salir adelante, que salga adelante, que salga adelante tiene que conseguirlo porque tiene algún tipo de esperanza por algo y fe en algo. 

Contra los recortes (XIV)- Alice Herz-Sommer

Alguien muy inspirador y que podría contar una historia con puntos en común (estudiar violín en un país en guerra no puede ser cosa fácil) me descubrió hace un tiempo a esta mujer, Alice Herz-Sommer, y su precioso testimonio. Lo he recuperado para la sección 'contra los recortes'. Porque volveré a tener rabia y a denunciar lo que está ocurriendo, cómo nos empobrecen y nos menguan y nos quieren mermar. Pero creo que es necesario mantener la fortaleza, la entereza, la serenidad, es necesario recordar que lo importante es BAILAR BAJO EL PATÍBULO. Que si vuelven los nazis, podremos con ellos. Que sobreviviremos también a nuestros propios nazis. Que el odio sólo trae más odio. Y que nada, nada, NADA es TAN terrible. Fuerza, fuerza, fuerza para todos. La necesitamos, sí, pero es que, además, la tenemos.




"His music is not only melody...what is inside, WHAT IS INSIDE!!"

"Music / POETRY / is God"

"IS NOT SO TERRIBLE"

viernes, 26 de octubre de 2012

¿qué harías si te tocara la lotería?

-di, ¿qué harías?
-¿cuánta pasta?
-no sé, un montón: cien millones de euros.
-pues...quitaría las hipotecas a toda mi familia. dos hermanos y diez primos. y supongo que me pillaría una casita guapa en algún lado. nada de mansiones ni de yates. no sería una hortera nueva rica. a mis padres lo que quisieran, pero ellos tampoco son de yates. se harían sus viajes y así, supongo. luego iría a hablar con gente competente que conozco, compañeras con las que estudié trabajo social, y literatura, y gente genial que he conocido, gente buena y sabia y honrada y bien pensada. les reuniría. de donde estoy currando ahora, me llevaría a María y a Mon y a la señora de la limpieza, Rosi, y la tendría sentadita contestando al teléfono como una marquesa los años que le quedan para jubilarse. y montaría con ellos una fundación de mecenazgo de proyectos sociales y artísticos, de todo tipo, a tope, que tendría como fin erradicar el puto dinero. porque si tienes el dinero suficiente como para promocionar el trueque y el intercambio social y la solidaridad y la cooperación y la autogestión como es debido y de una santa vez...si tuvieras suficiente dinero ¿podrías hacer que importara menos el maldito dinero? a eso le dedicaría yo mis ratos si fuera rica, mira: a erradicar el dinero.

contra los recortes (XIII) "lo peor está por llegar"

el periódico de la mañana trae en portada que es un día histórico: se ha superado el 25% de tasa de paro, el índice más alto desde hace treinta y cinco años. más noticias. ninguna buena. más suicidios. gente buscando en la basura, en todos los contenedores, a todas horas. el autobús que me lleva hasta el metro antes pasaba cada tres o cuatro minutos. ahora pasa cada diez o cada quince. ya ni lo espero: me voy andando y llego antes. hay huelga de transporte todas las semanas. aglomeraciones. gente enfadada. llegamos tarde a trabajar. todas las semanas. esperamos veinte minutos a que llegue un metro insoportablemente lleno. nos hacinamos como gallinas. revisores a las entradas y a las salidas. que nadie se cuele. el metro cuesta el doble que hace cuatro años. vecinos que se van. amigos que se van. pisos vacíos. de culo, cuesta abajo y sin frenos. así todos los días, todos todos los días. titulares: "lo peor está por llegar" así todos los días. todos todos los días. apadrina un niño español. mantenerse fuerte. el espíritu, mantenerse fuerte. todo el mundo lo habla. nadie ve una solución. sabemos que todo está jodido. sabemos que todo está podrido. las instituciones. europa y un mojón. la invasión de los eufemismos. rescate y una mierda. lo que veo todos los días, lo que vemos todos los días, lo que sufrimos todos los días. sí, es la primera vez que lo veo. sí, cuando era muy pequeña hubo una crisis pero no fue tan dura como esta creo, y luego todo fue de puta madre, pero ahora es la primera vez que percibo sufrimiento colectivo y se parece más a la resignación y al amargamiento que a la resistencia o a la lucha o a la acción o a la imaginación, lo que se percibe por la calle es impotencia y pena, pacífica y -todavía-contenida. 

porque hoy, como casi todos los días, hay visitas en este blog no sólo desde España, también desde México, Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos, Argentina, Rusia, Colombia, Georgia, Portugal, Guatemala, Chile...en algunos de estos países tengo amigxs que se fueron de aquí. Madrid ya no es exactamente igual. está en decadencia. me gustaría deciros que todo está igual que entonces, pero no. antes no. ahora se nota de semana en semana. no lo sé. van seis años. resistiremos. 



miércoles, 24 de octubre de 2012

todo lo que diré acerca de "Cincuenta sombras de Grey"

es que se lo están leyendo un par de compañeras de trabajo y lo vi ahí y me leí como la mitad.

hasta que de pronto, en una de las páginas, la protagonista NO se muerde el labio ni frunce el ceño.

y lo he dejado ahí mismo muy decepcionada.

viernes, 19 de octubre de 2012

Contra los recortes (XIII) Dante ya lo decía


El Maestro Juan Varela-Portas, profesor en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid, impartió una clase en plena calle como protesta contra los recortes que está sufriendo la educación. La Complutense en concreto está en una situación desesperada. La clase trató sobre Dante. Horacio, que pudo asistir, me ha pasado esta foto y los textos sobre los que hablaron. Una crítica a la avaricia escrita en los siglos XIII-XIV.

Dolor da al corazón la osadía
de voluntad a la verdad amiga;
así que si yo hablo,
mujeres, contra casi todo el mundo,
no nos debéis sorprender,
mas vuestro vil deseo reconocer;
ya que os concede Amor la hermosura
sólo para virtud:
tal la formó con su antiguo decreto
al cual faltáis vosotras
[...]
Son los que sirven como aquel que sigue
rápido a su señor, sin saber dónde
por mal camino vaya
como el avaro que busca riqueza,
que a todos señorea.
Corre el avaro, y huye de la paz
¡oh mente ciega que no puede ver
su alocado querer
que el número, que nunca es suficiente
delirio es de infinito!
Y llega la que a todos nos iguala:
dime ¿qué has hecho tú,
ciego avaro y deshecho?
¿Qué puedes contestarme sino 'Nada'?
¡Maldita sea tu cuna
que tantos sueños ha mecido en vano!
¡Y el pan maldigo que en ti se perdió,
en vez de darlo al perro!
Ya que de día y de noche
acumulas y estrechas en las manos
lo que de ti cada vez más se aleja.
Como con desmesura se acumula,
así con desmesura se conserva;
lo que muchos reduce
en servidumbre, y si alguien se salva,
no es sin gran esfuerzo.
¿Qué haces, Muerte?¿Y tú, buena fortuna?
¿Porqué no devolvéis lo que se guarda?
¿Y a quién, si es que lo hacéis?
No sé, ya que parece ser destino
que desde arriba llueva:
culpa de la razón, que no castiga.
Si dijera 'No puedo',
¡ay, que débil se muestra
señor que por el siervo es dominado!
Es doble la vergüenza,
si se mira a las bestias que denuncio:
a los demás hostiles y a vosotros,
ya que veis ir desnudos
por collados, pantanos,
a hombres que los vicios han recluido,
y con vil barro vosotros os vestís.
(Doglia mi reca, vv. 1-10, 64-105)

Que las riquezas, aunque así se opine,
no pueden dar ni quitar gentileza,
porque son viles por naturaleza
ya que pintar figura
sin convertirse en ella no se puede,
ni a una erguida torre
socava río que a lo lejos corre.
Se prueba que son viles e imperfectas
porque aunque se acumulen
no dan quietud, provocan nuevas ansias,
así que un temple fuerte y verdadero
por quedarse sin ellas no se inmuta.
(Le dolci rime 49-60)
Traducción de Raffaele Pinto


-Resistimos-

miércoles, 17 de octubre de 2012

as de olivo y tres de tréboles

la historia es sencilla:

en el último viaje que hicimos a Cantabria (Horacio y yo) fuimos hasta una iglesia llamada Santa María de Lebeña. fuimos porque queríamos ver el tejo milenario y el olivo milenario que hay en el recinto. el tejo estaba ya hecho trizas, el pobre, pero el olivo milenario aguanta. era gigante y tenía muchos brotes. yo cogí uno de apenas cinco hojitas. pensaba prensarlo en el cuaderno de viaje para tenerlo de recuerdo. pero después lo miré y me pareció un miniárbol. como es sabido que los olivos pueden ser transplantados de las formas más salvajes, lo intenté. encontré un frasco, lo llené con dos puñados de tierra del jardín de nuestra casa alquilada y ahí planté 'provisionalmente' el miniolivo milenario. y me lo traje a Madrid. 

bueno, de momento no se secó, es más, parece que estaba agarrando. entonces, a los pocos días de llegar, vi que estaba creciendo una hierbita a su lado y pensé 'joder, qué buena tierra tienen en Cantabria' creo que si echas un escupitajo brotan escupitajitos.

a los tres días, la hierbita manifestó que era un trébol. y creció y creció, tanto que le tuve que poner un palito para que aguantara. y siguió creciendo. y luego salió otro trébol. y luego otro más. aunque apenas se aprecia en la foto, el miniolivo milenario va aguantando, pero no crece al ritmo de los tréboles locos de Cantabria.

me encanta el minijardín espontáneo que ha surgido en el frasquito. bendita tierra cantabrona, qué fértil es. juro que la próxima vez me traigo un saco.

pero lo mejor, lo que me tiene entusiasmada, lo que más me gusta de mis tréboles, es un descubrimiento muy bonito que me han mostrado: por la noche pliegan sus hojas y toman forma de hélice. ¿lo sabíais? yo no tenía ni idea de que los tréboles se pliegan por la noche. nunca me lo había planteado. y por la mañana, puntuales, se estiran. 

y ya no me atrevo a trasplantar el olivo a un tiesto más grande, por si me cargo los tréboles. tengo que esperar a que se sequen ellos solos. el grande lleva un mes ahí y parece que le queda tallo para rato.

y ahora tengo un as de olivo y un tres de tréboles. 

viernes, 12 de octubre de 2012

Contra los recortes (XII) José Reina 'Pepito'

En España, por normal general -no es una prohibición, pero sí es la norma general- no se publican noticias de suicidios. Encontré la noticia sobre José Reina en el periódico. Inevitablemente me acordé de Dimitris Christoulas. Es igual pero es diferente. Fue silencioso. Se quitó de en medio sin llamar la atención. Sin llamar a la rebelión. Sin hacer ruido. Es tristísimo y esto está pasando, está a la orden del día. Que se sepa, joder, que se sepa. Que se sepa lo que está pasando. Y lo que queda. Y la mayoría de las veces no lo dirán ni en los periódicos ni en la televisión. Todos los José Reina silenciosos que no es que se suiciden, es que les suicidan. Quizá por eso lo han sacado en el periódico, aunque sólo sea este caso, esta vez, pienso. Debería saberse. Que se sepa esto, que no es un suicidio. Es un asesinato y tiene culpables.

la niña un poco feral decidió permanecer entre gatos

mucho más cómodo y más fácil que unirse a una manada de lobos.



*según leí en algún lado acerca de niños ferales y otros niños con socialización atípica, una de las conclusiones era que, de manera general y para todos los niños, es decir para todos los humanos, las relaciones establecidas (o no) con otros humanos y con otras especies antes de los siete años de edad (período crítico de desarrollo) determinan aspectos relacionales y patrones de pensamiento de por vida.

animalidades varias

tengo muchas cosas en el tintero (por cierto, ¿qué es ahora mismo 'el tintero'? me gusta que esa frase perdure a pesar de que ya no se usen los tinteros. pero también habrá que ir pensando alternativas: tengo muchos píxeles por colocar)

bueno, y tengo que hablar de animalidades. cada vez me hace más gracia la frase:
"mira lo que hace ese animal: ¡parece tan humano!"
cada vez me resulta más evidente que es lo animal de los humanos, y no lo humano de los animales. lo compartido por todos es lo que humanizamos. pensamos al revés. desde nosotros, el puto centro y obra cumbre de la creación. todo lo demás se parecerá a nosotros, y no nosotros a ello. el cristianismo ha hecho mucho daño en ese sentido. la supremacía de una especie que no ha demostrado ser más beneficiosa para el mundo que las hormigas. ni de lejos.

sigo pensando en humanos-animales-humanos. la relación entre nosotros. me acordé de la historia de Christian, el león. hay muchos vídeos que lo cuentan, este es bastante concreto (y siempre he preferido subtítulos a extrañas voces en off)  podéis bajar el volumen de la canción de Aerosmith si os resulta demasiado lacrimógena...entiendo que es un golpe bajo para apretar los corazones, y la historia no necesita aliños.



me encanta la historia de Christian, el león.

hay que tener varias versiones de un asunto. frente al León Mimoso, tenemos ejemplares como el Gato León. impresionante si no sabéis cómo las gasta un gato cabreado. soy retorcida, tal vez, pero me gusta el contraste. en la primera parte del vídeo la humana está usando al gato como marioneta pelele. luego el gato se encabrona cual Conejo Asesino. y la humana no tiene la menor idea de cómo hacer frente al Gato León. ahora quién manda, ¿eh? ¿eh? ays, alma de pollo.



en otro orden de animalidades, hay algunas cosas que tengo pendientes. sigo con los gatos: por si no tuviera bastante con la mía y con la panterita que adoptó a Horacio (bautizada Janis, porque dice miiiiiiiiaaaaaaaaaauuubaby al más puro estilo Joplin), la gata callejera a la que alimentamos desde hace casi dos años entre varios vecinos, ha tenido gatitos. los ha tenido muy tarde, cuando ya pensábamos que se había librado. lo tienen más difícil para sobrevivir, porque el invierno les caerá encima con tres o cuatro mesecitos. así que nos estamos esforzando. hay cuatro y son escurridizos, por eso sólo salen dos en la foto. hay división, que conste. los carteles puestos por los jardines prohíben dar de comer a los gatos 'bajo multa de 500 euros' eso pone. pero nos lo pasamos por el arco del triunfo porque somos gateistas. y no hay sobrepoblación gatuna. y tenemos que ayudar a la Mimosa. la llamo Mimosa porque sale al encuentro de los que la echamos de comer, cada día, maullando y acariciándose con los matorrales. pero no se ha dejado tocar jamás. y creo que hace bien.





y otra animalidad más: los dragoncitos volvieron a mi ventana. aún no se han ido a hibernar. están todas las noches. uno, el otro o los dos. para muestra, aquí está Claudio:



lunes, 8 de octubre de 2012

niños ferales





Una cosa llevó a la otra. Leer Colmillo Blanco me hizo pensar en lobos. Los lobos me hicieron pensar en los niños ferales, esos que por diferentes causas son criados por animales. Me pasé días leyendo sobre ello. Impacta el  número de casos registrados que hay: imagina cuántos casos no llegan a conocerse. Los casos que más me gustan son los de niños criados por lobos (no tan feroces como los pintan). Hay de todo, es increíble: hay casos de niños-gallina y de niños-oveja. Pero mis favoritos son los niños-lobo.

Y mi favorito es Marcos Rodríguez Pantoja. Caso cercano, reciente, documentado y comprobado. Trece años viviendo entre lobos. Huyendo de los humanos. Un caso atípico, porque ya era un niño formado (con el lenguaje y pautas humanas de conducta ya desarrolladas) y por eso más o menos logró adaptarse a la sociedad ya de adulto. La mayoría no consiguen aprender a hablar correctamente. Sin contacto con otros humanos, no somos ni siquiera bípedos. Siempre ocurre: se encuentra a un niño salvaje y los esfuerzos van enfocados a la reintegración en la sociedad humana. Pero esa no es su sociedad, no son sus códigos, nadie que no se ha criado entre humanos se reconoce como humano. Casos de niños 'cazados' que se escapan para volver con su familia de lobos. Lo veo normal, veo normal que se escapen. Creo que no se puede imponer la civilización a un niño salvaje. No la quieren ni la necesitan. Sería como enseñar a un lobo a comer con cuchillo y tenedor, lo encuentro absurdo. No lo sé. Lo comprendo desde un lugar hondo. Si te atrapan, muerde y huye.

Recuerda cuando eras pequeña: sentías la atracción del bosque. Cuando estabas en el bosque -que era muy a menudo- no querías volver a casa. Te escondías de los humanos, porque los humanos que veías casi siempre eran cazadores y tenías miedo de que te cazaran. Vivías tu película de niña salvaje. Porque los veías como a los malos, como a la muerte. Pensabas más como animal que como humana. Estabas convencida de que serían capaces de disparar si te veían. Ahora has recordado que sólo hubiera hecho falta que te hubieran tratado mal para huir. Querías un motivo para huir, pero no lo tenías. Y no había lobos que te pudieran adoptar. Así que los brotes de salvajismo terminaban al anochecer, cuando empezaba a apretar el miedo a la oscuridad. Volvías a casa -niña, ¿dónde te habías metido? te tengo dicho que no vuelvas de noche- con el secreto dentro del pecho: nunca lo sabréis pero yo quería quedarme allí. Nunca lo sabréis pero casi no vuelvo. La palpitación, la llamada del bosque. No volver a ser humana. 

Leonard Cohen-Dance Me To The End Of Love



pues claro, bailaré para ti hasta debajo del patíbulo

me estrellaré con una sola condición: que sea desde lo más alto

fragmentos para la vida: el tuerto y la puta con una sola pierna

"Tom dijo con impaciencia:
-¿Por qué no deja esto? Nadie le vigila para que no se vaya.
-Sí, es fácil decirlo. Conseguir trabajo no es tan fácil...para un tuerto.
Tom se encaró con él:
-Mira, tío, llevas ese ojo abierto de par en par. Y estás sucio, apestas. Tú te lo buscas. Es lo que te gusta, te permite sentir compasión por ti mismo. Pues claro que no hay mujer que vaya contigo con ese ojo vacío aleteando al aire. Tápatelo y lávate la cara. Tú no vas a atizarle a nadie con una llave.
-Te digo que un tuerto lo tiene difícil-insistió el hombre-. No puede ver las cosas como las ven los demás. No se calcula la distancia a la que están las cosas. Todo está en un solo plano.
Tom replicó:
-Eres un cuentista. Mira, yo conocí a una puta que sólo tenía una pierna. ¿Te crees que lo hacía por dos perras en un callejón? Te aseguro que no. Al contrario, cobraba medio dólar extra. Ella decía: ¿Con cuántas mujeres que sólo tuvieran una pierna te has acostado? Con ninguna. Vale, decía, pues aquí tienes algo muy especial y te va a costar medio dólar extra. Y se lo daban, faltaría más, y los que se lo daban salían satisfechos pensando que eran unos tíos con suerte. Ella decía que daba buena suerte. Y conocí a un jorobado en...en un sitio donde estuve. Se ganaba la vida dejando que la gente le tocara la joroba para que le diera suerte. ¡Dios mío!, a ti sólo te falta un ojo."

pasan los meses y me doy cuenta de que este pasaje de 'Las uvas de la ira' de Steinbeck, se me ha grabado a fuego en las entrañas. está en las págs. 269 y 270 de la edición de Cátedra. este libro se ha convertido en una de mis biblias.

viernes, 5 de octubre de 2012

contra los recortes (XI) en el país de los tuertos un tuerto es el rey

no lo sé, un poco de autocrítica tampoco estaría mal. si nos gobiernan mediocres y anteriormente nos gobernaban mediocres hay que deducir que representan a un pueblo mediocre. a veces creo que tenemos lo que nos merecemos. porque sí. porque nos hemos criado viendo como se machaca al que despunta. se lleva el martillazo el clavo que sobresale. desde pequeñitos. no he vivido en otros países, pero he conocido a gente de muchos sitios y dicen que eso no es así. que en Cuba, Argentina, Polonia, Bulgaria, y una larga lista de países, los niños que estudian mucho y sacan buenas notas son respetados e incluso son un modelo a seguir por los demás, sin rencores ni envidias. eso choca mucho en la mentalidad española. nos reservamos el derecho de hacer trampa, porque ser honrado aquí es casi sinónimo de ser gilipollas. y eso en la mentalidad de a pie. entonces qué. y quejarnos y quejarnos. crecí con eso y con el eterno discurso de que nuestro plan de estudio recién instaurado -la LOGSE- era una mierda y todos íbamos a salir tontos. a lo mejor querían eso. la mayoría de mis profesores eran profundamente mediocres y nunca se molestaron en enseñarnos el contenido extra que según ellos, llevaba el plan de estudios antiguo. quejarse y quejarse de lo incultos que íbamos a ser todos, con un afectado aire teñido de superioridad -yo sí que soy culto, no como vais a ser vosotros, pobres borregos-en lugar de enseñarnos. y en caso de enseñar, enseñar a obedecer. niño: permanece seis horas sentado en una sillita escuchando a un adulto mediocre y sufriendo sus métodos mediocres de enseñanza. no hables. no cuestiones. cállate. obedece, obedece, obedece a lo que te dicen. tú no tienes nada que opinar. crecerás en la obediencia y en la mediocridad o serás un marginado del sistema.  sólo eres un puto niño y nosotros somos una panda de adultos mediocres con el martillo en la mano para aplastar al que sobresalga. 

viernes, 28 de septiembre de 2012

contra los recortes (X) poesía visual

Tras dos semanas de ausencia, retomo las entradas contra los recortes. Para ello estaba buscando la foto de un cartel que vi el otro día. Decía algo así como:

"Precio de la comida para un diputado: 3,55€
Precio de la comida para un niño en un colegio público: 5€"

Señores diputados: esta Navidad, hagan su buena obra. Apadrinen un niño de un colegio público español. Como hacen los noruegos. Apadrinar niños españoles está de moda.
 
No encuentro la foto pero mientras la busco guardo otras que me parecen interesantes. Casi todas las he sacado (lo digo sin ningún pudor) del grupo de facebook 'Humor Indignado 99%'. Por supuesto estarán en muchos otros sitios y todo eso.

Hoy no digo nada más. Estoy un poco sin palabras últimamente. Pensandopensandopensando sin que eso signifique demasiado. Hoy va de imágenes que lo digan todo.


esquema de la realidad


'de dos esclavos, el más cobarde es el que defiende al amo.'


proporcionalidad a la española




manifestantes perseguidos por policías se refugiaron en este bar, y su encargado, Alberto Casillas, impidió que la policía entrase y según sus propias palabras 'hiciera una masacre'. 'Y que quede clara una cosa: soy votante y afiliado al PP'. Anda, pues no parece demasiado perroflauta. Gracias por ese NO.

 
el valor del NO. cuando las leyes son injustas, lo correcto es desobedecer.

eso quisieran ellos y la merkel.

conclusión: cuidado. la paciencia se agota.





27 de septiembre

En 1935, Máximo Gorki lanzó la propuesta a todos los escritores aficionados y profesionales, presentes y futuros, de escribir un día de su vida: el 27 de septiembre. Lo que vas a leer a continuación es mi particular 27 de septiembre de 2012.

Suena la alarma del móvil a las 6.08 de la madrugada. Hay toda una compleja y supersticiosa fórmula por la cual decido la hora precisa para despertar. Por eso son las 6:08 y no las 6:07 o 6:09, que en mis parámetros maniáticos no serían horas de buen augurio. Aún es noche cerrada.

La gata, que otros días se despierta y se levanta conmigo, hoy no hace el más mínimo amago. Permanece enroscada en su rincón favorito de la cama: a mis pies y cerca de la puerta. Duerme sobre la chaqueta de lana morada que yo llevaba puesta anoche. Sé que le gusta el calorcito que desprende y, por eso, a veces la dejo en la cama, en su rincón favorito. Dejarla dormir sobre mi chaqueta (y llenármela de pelos) es un capricho que le concedo de vez en cuando.

Bien, despierto lúcida para las horas que son y sé qué día es hoy: es 27 de Septiembre, y un post-it encima del escritorio escrito por mi yo de anoche se lo recuerda a mi yo de esta mañana por si acaso se me ha olvidado. El post-it dice: El día que hay que escribir. 27/9

Voy a darme una ducha. Sorpresa: me ha venido la regla, 17 días después de la última vez. Joder, no puede ser, pienso, pero es. No queda más remedio que resignarse a sangrar. Entro en la ducha. No queda más remedio que pensar: Vaya putada de buena mañana para dejar a la posteridad. Joder con el 27 de septiembre. Gorki, ¿qué opinas de esto? Dime que no es una putada: 17 días. Número primo. Mis ovarios me han hecho la 13/14. ¿Cuál de vosotros ha sido, cabrones? Seguro que has sido tú, Ovario Izquierdo. Zurdo cabrón. Espera, si todavía es septiembre, entonces es la segunda vez en el mismo mes. Es una menstruazul.

Desayuno mate. La gata sigue durmiendo. Me visto. Vestidito marrón, medias granates, calzas grises, botas marrones, chambergo, ¿llueve? me asomo: sigue siendo de noche. Pero parece que no llueve. Bolsa con el táper de la comida, bolso con lo imprescindible: abono transporte, libreta, móvil, llaves, un libro ¿qué libro? toca empezar libro y a ver, qué libro: delibero. A veces tardo más en decidir qué libro llevarme en el metro que qué ropa ponerme. Y a veces eso es un gran decir. Me decido por Colmillo Blanco, de Jack London. Me lo regaló ayer Juan (algún día os hablaré de la tienda de Juan, merece un capítulo aparte, pero básicamente es una cooperativa social de recogida y venta de muebles y objetos de todo tipo y condición. Le compré un estuche de dos mesas plegables alucinantes y, en sus palabras, 'evocadoras'. Y me regaló los dos libros que le quise comprar. Los tiene casi todos a cincuenta céntimos. Uno va allí en pleno arrebato consumista con dos euros, y sale con cuatro libros. Es genial. Total, que me llevo Colmillo Blanco. 

En el último momento la gata aparece en la cocina con cara de sueño para que le dé algo de comer. Media latita y un poco de comida seca en previsión de un día largo. Ya no vuelvo hasta por la noche. Se queda comiendo. Sé que después de eso volverá a dormirse. Suertuda. Salgo de casa a las 7.00. Autobús. Metro. Transbordo. Metro. Transbordo. Metro. 

PIII! Suena mi tarjeta en el acceso al Sector de Innovación a las 7:50. 
Subo al vestuario, me pongo el uniforme de azafata. Camisa. Falda por la rodilla. Medias. Zapatos de tacón. Me recojo el pelo. Hoy hago turno doble, así que voy a estar doce horas aquí. Y ¿qué hago aquí? Acumular material narrativo, me digo, acumular material narrativo. Obtener perspectivas sociológicas y antropológicas.

Y ahora me paro a pensar. Qué contar. No sé si me explico. Es demasiado. Un complejo de edificios tan grande como este en el que trabajo es un auténtica ciudad. Describirlo sería contar la vida de una ciudad. Habría que centrarse en un departamento o en un edificio y escribir La Colmena. O La Tienda. Muy interesante si no fueran ya las 0:38 de la noche que ya es 28 de septiembre, en la que escribo todo esto, a menos de seis horas de volver a escuchar la alarma a las 6:08 para volver a pasar doce horas allí. Añádele que va a haber huelga de metro. El puto caos.

Qué contar. Ya. Sería más fácil contar si no trabajase ya allí. Ja. Porque todavía aprecio el sueldo que me llega cada mes. En papel y cuando ya no esté allí, tal vez me explayaría en las menudencias que componen las dinámicas que conforman la vida cotidiana de la Ciudad Empresarial. Los hilos que componen el tapiz, del que mi uniforme es apenas una puntada. Digo mi uniforme y no yo, porque eso soy aquí y eso quiero ser: el mero soporte del uniforme. Yo, sin el uniforme, no encajo aquí ni con calzador y no hay manera de esconderlo. La vaga y omnipresente sensación de caer mal. Las miradas de arriba a abajo. Las sonrisas que no lo son. Donde no hay trabajo mental y la gente se aburre, surge la costumbre de criticar a todo dios. Piques. Grupitos. Las que se ajuntan. Las que no. Es lo mismo a cualquier escala: creces para darte cuenta de que todo sigue siendo el cole. Desde la recepción a cualquier departamento en el que todo el mundo trabaja en silencio cuando está el jefe y se monta la algarabía cuando no está. Y medijeronquedijistequetedije y medijeronqueledijoqueledije paciencia, Val. Acumular material narrativo.

El caso es que es una ciudad. Un microcosmos. Con barrios. Con clases sociales, de las cuales las azafatas pertenecemos a las bajas. Camareros, vigilantes de seguridad, personal de limpieza y de mantenimiento, jardineros, recepcionistas, azafatas. En mi edificio, que tiene un hall, dos recepciones y dos sectores, esos somos los de uniforme impuesto. Luego están 'los de arriba'. Los de los departamentos. Algunas azafatas acaban ascendiendo a secretarias o trabajando en departamentos. Cada vez menos, claro, la crisis y todo eso, pero ocurre. En principio la mayoría estamos allí como trabajo a compaginar con los estudios. Casi todas estudian o han estudiado alguna carrera, o varias. Si es una carrera afín al sector de la Empresa Multinacional en la que trabajamos, a base de tiempo y paciencia pueden acabar optando a un puesto de algo relacionado. Si lo que han estudiado no tiene nada que ver, el reto de este trabajo es poder dejarlo por otro. Hay poca vocación. Se considera trabajo de paso. Hay que intentar no acomodarse o te come la vida. Lo sabemos. Hay que dejarlo. Nos repetimos, algunas: hay que salir de aquí. No sólo nosotras, claro. Siempre alguien lo dice de vez en cuando. Esto es un gigante, algo que se mueve por el impulso de miles de almas dejando su tiempo y su energía en un trabajo que una buena hace porque no tiene alternativa a la vista.

Luego hay gente en puestos intermedios, como los que trabajan en la parte del edificio de cuya recepción nos encargamos cuatro compañeras (tres por la mañana y dos por la tarde) más y yo: el Sector de Innovación. La mayoría son ingenieros. Y una antigua compañera azafata y buena amiga, que ascendió por un asunto de justicia poética. Y luego están los de la otra parte del edificio. Los Jefazos, y sus secretarias, y sus subsecretarias, y así. Ese sector tiene su propia recepción, más grande y con más azafatas, rodeadas de vigilantes de seguridad y escáneres y tornos de acceso. La seguridad es muy fuerte en este edificio y sobre todo en el acceso al Sector de los Jefazos. Son los de uniforme no impuesto, pero que llevan uniforme igual. Los trajeados. Las arregladas. Los taconazos, los bolsos caros. Como una señal para que lo contara -no lo puedo ignorar- hoy, después de semanas sin verla, me crucé dos veces con la Taconetti. La máxima expresión de lo que pasa a veces con 'las de arriba'. Quince centímetros de tacón, de marcas prohibitivamente caras, todos y cada uno de los días del año. Ropa ajustadísima, maquillaje exagerado, bronceado perpetuo. El esperpento.

En mi Sector hay varias salas de reuniones. Las azafatas nos ocupamos de la recepción y de manera muy general, de las salas. Que estén ordenadas, que esté todo bien. Y si no lo está, pasar el aviso a quien lo tenga que poner bien. Llevar cosas de acá para allá. Necesitan más sillas. Piden una pizarra. Hay que avisar a los técnicos Hay que avisar a limpieza Hay que avisar a cafetería Hay que avisar a fulano de tal. Que bajen la temperatura de la sala 5. Que suban la temperatura de la sala 6. Hoy había muchas, muchas reuniones. Vienen visitas concertadas de potenciales clientes. Los ingenieros del departamento muestran con su mejor sonrisa y un ensayado discurso las soluciones innovadoras que tienen para las empresas de los potenciales clientes. Salas temáticas. Pantallas enormes. Aplicaciones para todo. Cómo hacer más eficiente su empresa con nuestras soluciones inteligentes. Supermercados inteligentes, bancos inteligentes, compras inteligentes, pantallas inteligentes, humanos idiotas. Regalo corporativo. Depende quién sea el cliente, mejor o peor regalo. Depende quién sea el cliente, catering sí o catering no. 

Nosotras abrimos con tarjetas magnéticas los tornos de acceso de las visitas. PII pita el acceso. Tenemos que levantarnos cada vez. No hay un botón desde recepción para abrirlos. Hay que levantarse a abrir. Cada vez. Docenas de veces al cabo de las horas. Es una batalla con los de Seguridad, que tienen un botón para abrir pero no lo hacen. Está fuera de su jurisdicción. Sí, hay un pique sostenido con ellos que a veces anima el cotarro. Si tiene que salir mucha gente y no abren ellos, tenemos que hacerlo manualmente nosotras y aquello pita como un demonio porque tenemos que mantener la mano puesta en el sensor del torno para que salgan las por ejemplo cien personas del auditorio y pita mucho más alto de lo normal- PIIIIII PIIIIIII PIIIIII PIIIII PIIIIIII PIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIIIII PIIIIIIIII PIIIIIIIIIIII PIIIIIIIIIII -se hacen los suecos porque no les sale de sus cojones gordos darle al botón que tienen junto a su lado. Imponer el único poder que tienes, y hacerlo para joder. Como venganza podemos dejar un post-it pegado en el sensor y sentarnos mientras aquello pita. Ajá. Dije que todavía apreciaba el sueldo que me llega. Bien. Otro tema.

Eso: que también hay un auditorio. Mientras transcurren estas visitas en el Sector con potenciales clientes o hay reuniones en el auditorio, una de nosotras tiene que dejar la recepción y estar por ahí, en el pasillo donde están las salas. Paseándose o quieta, pero por ahí. Haciendo nada. Por si necesitan algo. El sitio es de un rollo un poco minimalista-futurista. Pasillo ancho, paredes como espejos negros, pantallas incrustadas. Videos en bucle. Musiquita corporativa en bucle. Y una 'azafata virtual' al final del pasillo, a tamaño real, de aspecto creíble aunque fantasmagórico "es una retroproyección" eso dicen siempre a las visitas, yo puedo asegurar que es una  pantalla antropomorfa que no interactúa ni leches. Dice su discurso, en inglés y en español, y ya. La venden como la 'azafata virtual'. Pero vaya, que es una pantalla. Juro que hay gente que se hace fotos con ella. Y juraría que más de uno le ha tocado las tetas virtuales. Tremendo.

Así que mientras hay visitas estamos un poco como pasmarotes por el pasillo. Rotamos cada media hora. Algo a nuestro favor es que no nos dicen nada por estar con el móvil más o menos discretamente. Antes de tener un movil guay a mí eso no me interesaba mucho y me aburría un huevo. Pero ahora es otra cosa. Me toca bajar al pasillo. Los ovarios me están torturando. Ya he empezado a leerlo en el metro y estoy enganchadísima, así que me descargo en el móvil Colmillo Blanco y leo. Es lo que hago hoy, por encima de ninguna otra cosa. Leo esa pedazo de historia. Cuando me toca estar en recepción, leo en el libro. Cuando me toca bajar al pasillo, lo hago en el móvil. 

Cuando me preguntan, contesto. Cuando es pertinente, sonrío y saludo. Cuando llegan visitas, me levanto, abro el acceso y doy los buenos días, pregunto sus nombres y llamo a la persona correspondiente. Cuando se van, me levanto para abrir. Hago como que estoy allí. Pero no lo estoy:  me he pasado el día con Colmillo Blanco. 

También hoy salgo a fumar con Mon. Es técnico audiovisual del Sector. Da gusto hablar con él, porque se puede hablar de annunakis y de limoneros y de misterios. Pero hoy hablamos de Madrid. De la manifestación del otro día. De las ostias en la estación de Atocha. De que la gente parece cada vez más cabreada en general. Hace frío en el fumadero. 

Al igual que la mayoría de los días, como sola en el office de mi sector, en la mesita individual que hay junto al montacargas en el que subo y bajo mi comida al office del departamento, que es donde está el microondas. Es un sitio inhóspito para comer, pero ya me he acostumbrado. Hay cámaras frigoríficas y sus zumbidos, zzzzzzzzmmmmzzzzzzzmmmmzzzzzzmmmmmmzzzzzmmmm, una máquina de hielo que apenas se usa y que de vez en cuando suena cracscracscracs, una pila para lavar los platos, armarios donde guardamos utensilios de todo un poco y cosas para picotear y comer y poco más. Es muy estrecho y alargado, sin ventanas, perfectamente camuflado tras una pared del pasillo. Tocas un panel y...sorpresa. Como en las habitaciones secretas de las pelis. Nadie diría que hay un cuarto ahí detrás. 

No puedo dejar de leer Colmillo Blanco mientras como un cocido que me mandó mi madre en un táper en mi última visita. Algo tan familiar y tan materno en un lugar así y vestida de uniforme te alimenta las raíces del espíritu. Y Colmillo Blanco también. 

La tarde pasa más tranquila. La dinámica no cambia mucho. Me duelen los pies. Al final apagamos equipos, nos cambiamos de ropa -mi ropa, por fin- me suelto el pelo PII pita el acceso al pasar mi tarjeta.

20.05 Metro. Transbordo. Metro. Transbordo. Metro. Por fin, 20:50, la calle. Este barrio. 

Voy a casa de Ely y Za, amigas entrañables que me pillan de camino a casa. Tenemos mucha suerte de ser vecinas. Aunque pronto me vaya de esta casa. Tendremos suerte de haberlo sido. Están con otro amigo. Hablamos de nosotros. Hablamos de lo demás. De la manifestación del otro día. Del bruxismo. Del mercatrueque que vamos a organizar. De la tienda de Juan, de la que ellas son también asiduas. De que hoy es 27 de septiembre. 2:10. Gorki me ha dejado menos de cuatro horas de sueño esta noche. Hablamos de postales. Ely me regala una postal. Me faltan 9 páginas para terminar Colmillo Blanco. Lo llevo en el bolso, en papel y en el móvil. Les dejo el libro allí. Yo me lo acabaré de leer en pantalla. Pero ya me ha gustado tanto que ya necesito compartirlo. Incluso antes de acabar. Za me regala un libro. Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuerámos tú y yo, de Albert Espinosa. Para cuando me termine dentro de unas horas Colmillo Blanco. 

Me llama la nueva compañera de piso. Ya está en casa. Después de un par de fines de semana trayendo cosas, hoy se instala definitivamente. Voy para allá. Llamo a mi madre de camino. Llamo a Horacio de camino. Nos contamos cosas, me cuenta su día. Llego al portal. Me impaciento porque estoy cansada y porque no quiero entrar a casa hablando por el móvil y que la conversación se alargue mucho porque la nueva compañera de piso está esperando para saludar. Colgamos. Y me enfado un poco conmigo misma porque sé que hoy, justo hoy, me he propuesto contar mi día y no se lo he contado a él, que ha tenido un interesante 27 de Septiembre. Es la voz la que tengo cansada. Hablar por teléfono me cansa. Los dedos, en cambio, a menudo vuelan. Bailan. Nota mental: Decirle que le quiero muchísimo antes de irme a dormir. 

Entro en casa. Saludo a la nueva compi. Saludo a mi otra compi, que en un mes se irá. Esto es un trajín. Ambas se van a dormir al poco rato. Yo debo hacer caso a mi gata, que pide mimos y comida y juegos y quiere que me deje morder un poco y quiere ronronear. Me meto a la ducha y me lavo el pelo, me lo seco con el secador lo más rápido posible para no molestar demasiado porque pasan ya las doce menos cuarto, y me preparo un mate ante lo que preveo será una noche corta: apenas tres horas y media de sueño me esperan.

En pijama y con la chaqueta de lana morada, me siento frente al portátil en el escritorio de mi habitación, junto al ventanal en el que la gata y yo miramos en busca de los dragoncitos Claudio y Claudia. Hace noches que no hay ni rastro de ellos. Me daría mucha pena que ya se hayan ido a hibernar. Tengo que comprobarlo,  pero creo que el año pasado tardaron más en irse. 

Y a menos cinco pasadas la gata se acurruca en mis piernas, metiendo la cabeza entre la chaqueta y yo. Ronroneando con el turbo puesto. Colmilla Blanca, que sólo tienes un colmillo. Gata mellá. Gata preciosa. 

Y creo que voy a dejar que duerma sobre la chaqueta esta noche también.