miércoles, 29 de enero de 2014

polesía (lo intento)

la barra es el único lugar que he encontrado además de la poesía/literatura donde pueden suceder cosas
como que Cupido se transforme en Escorpión.

en mi cabeza todo tiene sentido: la figura del Cupido es conocida entre las polistas por ser una de las más insufriblemente dolorosas al principio. como el amor.

y se puede transformar entre otras muchas cosas en Escorpión. como un amor que se devora a sí mismo y se aniquila, aunque estudios científicos han comprobado que el escorpión no se suicida si se ve acorralado, es un mito, pero de eso va la cosa, por supuesto. si no qué gracia tendría. también es mi ascendente, y uno de los signos del zodiaco más versátiles, indómitos, intrépidos y molones. y lo mismo se puede decir de la figura, el Escorpión, de la que se pueden sacar otras tantas y tantas figuras que pueden traducirse en infinitas historias en mi cabecita perturbada.

y seguro que habrá figuras por inventar y poner nombre. y figuras olvidadas que rescatar.
polesía. aún no soy buena. pero mira, lo intento.


video